Combatir los signos del envejecimiento, prevenirlos y obtener resultados duraderos es una necesidad que ya podemos tratar con Attivarf.

Gracias a la propagación del calor suministrado con total precisión, se obtiene la estimulación de todos los componentes del tejido y, en particular, la producción de colágeno y elastina de forma natural, lo que garantiza, mediante la técnica endodérmica, la mejora continua y gradual de los tejidos. Con el tiempo, ya desde el primer tratamiento, este mecanismo se activa permitiendo una continuidad creciente del resultado, con efectos extraordinarios en la reducción de arrugas, flacidez, celulitis y estrías.

¿EL TRATAMIENTO ES DOLOROSO?

Por supuesto que no. El tratamiento puede realizarse sin anestesia a temperaturas inferiores a 45 grados y con una pequeña anestesia para temperaturas más altas.

¿CUÁLES SON LAS CONTRAINDICACIONES?

Todos los casos en los que hay enfermedades graves como cardiopatías descompensadas, enfermedades metabólicas, infecciosas, durante la quimioterapia y similares.

¿EN QUÉ ÁREAS TRATA?

Pueden tratarse todas las áreas de la cara y el cuerpo.

¿CUÁNTAS SESIONES SE NECESITAN PARA OBTENER EL RESULTADO DESEADO?

Depende de muchos factores, como la edad del paciente, la nutrición, el estilo de vida, el problema de la patología que se examina, etc., pero el promedio es de dos / tres sesiones en casos de gravedad media; Cuatro / cinco en casos severos.

¿PUEDE USARSE CON OTROS TRATAMIENTOS DE MEDICINA ESTÉTICA?

Por supuesto que sí. ATTIVA es capaz de mejorar los otros tratamientos de forma exponencial.

¿ES SIEMPRE POSIBLE ALCANZAR EL RESULTADO?

Siempre que el diagnóstico sea correcto y que el paciente siga las indicaciones del médico.

¿Quieres ver casos reales?